Mi casa está bien, GRACIAS!

Ante el aluvión de correos electrónicos, mensajes sms y llamadas recibidas, me veo en la necesidad de emitir éste comunicado informando de que creo que mi casa no está siendo afectada por las obras del AVE a su paso por El Prat de Llobregat.

Y digo creo, porque si bien es cierto que tengo una grieta en la pared que da a las vías del tren, no creo que sean motivadas por dichas obras basándome en los siguientes datos:

La grieta lleva más de 9 años con nosotros y vivo a unos 2 kilómetros en linea recta de las vías del tren.

Aún asi, creo que lo más sensato será esperar al resultados de los informes encargados por ADIF y el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat.

Agradezco desde éstas lineas el interés y la solidaridad recibida.
;^D

Actualización 17/01/2007:

Queda confirmado que los diputados de CIU y PP que están visitando a los afectados, no pasarán por mi inmueble.

4 comentarios en “Mi casa está bien, GRACIAS!

  1. Pa’habernos matao, no te lo tomes a coña, que las vibraciones son muy malas y se trasmiten por el terreno, incluso afectando al pasado.
    Un saludo.

  2. Ahora ya lo sabes, no son los fantasmas los que mueven las cosas en tu casa, son las obras del AVE (Acostumbrados a Volar Edificios).
    Esa vibración que notas no es el móvil avisando que te llaman, son las obras que hay bajo tus pies.

    Al menos espero que no te pasen también los aviones sobre casa, ya sería la hostia!!!

    Y ahora viene la preocupación por el centro de Barcelona. Las obras estarán a 70 centímetros del templo de la Sagrada Família, pronto convertida en el nuevo Partenón. Y yo que pensaba que mis nietos la verían acabada.

  3. No hombre no, si se cae la Sagrada Familia, se producirá el EFECTO LICEU y seguramente en 10 años la harán de nuevo y la veremos (nosotros) finalmente acabada.

    Casi estoy porque el AVE pase EXACTAMENTE por debajo de la Sagrada Familia.

    ;^D

  4. Gran observación, es una idea magnífica. Y los trozos de la vieja Sagrada Família los podrían vender como hicieron con el muro de Berlín.
    Obras amortizadas y quizás hasta superávit.

Deja un comentario