Archivo por meses: abril 2011

Mariagulanes

Tengo dudas sobre si entenderás qué quiero decir cuando hablo de mariagulanes.

Si eres del Prat de Llobregat y tienes unos años es posible que si.

Cuando era niño, los mariagulanes eran unos frutos que buscábamos en primavera y que tenian el tamaño de una oliva.

No se comian directamente. De sabor amargo y refrescante, los mordisqueábamos y lentamente saboreábamos su jugo. Un mariagulán te podía durar horas en la boca.

Ahora de mayor, diria que son alguna variedad de ciruela, pero no lo podría asegurar.

Hace poco, camino de la playa me encontré con uno y rememoré viejos tiempos.

Curiosamente, a mi hija también le gustaron.