Malos tiempos para la convivencia

…si que tiene que ver con las bandas de delincuentes que trafican con seres humanos, la delincuencia que se está produciendo en las casas, en los robos con violencia, en los secuestros express, en los homicidios, claro que tiene que ver…

Ángel Acebes. Secretario general del Partido Popular

Una enorme tristeza me abate cuando escucho las palabras del secretario general del partido popular, Ángel Acebes relacionando la ola de delincuencia, que los medios de comunicación se encargan de aventar, con la entrada de inmigrantes.

Y es que el aleteo de mariposa que puedan ser esos comentarios en la actualidad, se me antojan tormentas para la convivencia en tiempos venideros.

Es muy peligroso alentar estos sentimientos entre las personas, con el único objetivo de conseguir votos. No todo vale en .

Personajes como éste no deberían olvidar que cientos de miles de inmigrantes forman ya parte de nuestro censo electoral y ojalá no les voten.

Tampoco deberían olvidar que cientos de miles de personas en éste pais són o descienden de inmigrantes de otras zonas del estado español y ojalá que no les voten.

Y tampoco deberían olvidar, los cientos de miles de familias de éste pais pudieron salir adelante gracias al dinero que aportaban los trabajadores que habian emigrado a paises como Alemania, y ojalá que éstos tampoco les voten.

Un comentario en “Malos tiempos para la convivencia

  1. Alguien comentó que el problema no era ni social ni racial. El problema era y sigue siendo económico.
    Que nosotros seamos “casi creadores” de ese movimiento llamado inmigración ..-¿Que otra cosas fueron Pizarro y Cortés? en busca de la tierra del oro, para un mejor vivir?- no nos ha hecho menos olvidadizos. La memoria es “selectiva” y por tanto..embustera. El PP. arremete contra aquellos a los que no pudo darles durante su gobierno una opción coherente y el PSOE, se sacude sus responsabilidades, mirando hacia atrás con ira y gritando aquello de “Yo no fuí…que estaba haciendo pis”. Nuestro mar se siembra de tumbas anónimas. Ahoga esperanzas; sueños iguales a los nuestros que ya no serán otra cosa que tumbas de abandono. No importa si fué Acebes o Zapatero, no importa si fué tu indiferencia o la mía…En alguna parte alguien no recibirá una carta y el cartero no llamará dos veces.

Deja un comentario