Momentos evocadores

¿Nunca os ha pasado que un hecho concreto os ha transportado a un momento de vuestra pasado que teniais olvidado?

Hace poco estuve enfermo. Me dolian todos los huesos y articulaciones del cuerpo. Tenía un dolor muy intenso de garganta y algo de fiebre. La noche del sábado al domingo la pasé fatal. Casi no pude dormir.

Por la mañana, mi compañera me dijo que me lenvantara, que iba a “hacer la cama”.

!Qué gilipollez! pensé. Si iba a continuar en la cama, era una pérdida de tiempo “hacer la cama”. Pero como necesitaba urgentemente una chuta de café con ibuprofeno, me levanté y renqueante me dirigí a la cocina.

Al volver, la cama estaba como si nadie hubiera dormido en ella. Perfecta, ni una arruga y la habitación estaba aireada.

Al meterme en la cama tuve uno de esos momentos evocadores. Por mi mente desfilaron recuerdos de mi infancia en los que mi madre también me obligaba a levantarme de la cama cuando caia enfermo y lo a gusto que me sentia cuando me volvía a meter en ella.

Y me acordé de los tiempos en que cuando enfermabas te quedabas en la cama. Me acordé de lo milagrosa que era media aspirina infantil. Me acordé de que caer enfermo era sinónimo de zumo de melocotón.

Y me dormí.

¿Vosotros/as también teneís momentos evocadores?


Technorati :

2 comentarios en “Momentos evocadores

  1. Sabes? mientras te leía recordé exáctamente lo mismo, y esas sopitas “para enfermo” que te preparaban, que eran riquiísimas, tan sanas, con tanto amor…

    Todos tenemos momentos que te llevan de regreso a la infancia, o nuestra juventud… en fin: a lo que ya fue… Este fin de semana, luego de muchos meses, me quedé a dormir en casa de mis padres… y fue exquisito despertar viendo el mismo techo con que crecí… con frío y con la bandeja del desayuno a mis pies… Una delicia!!!

Deja un comentario