Apoyo a las manifestaciones de Birmania

Os transcribo integramente el comunicado de de apoyo a las manifestaciones en Birmania.

Amigos,

Después de décadas bajo el yugo de la brutal junta militar, los birmanos han salido a las calles a protestar contra las terribles condiciones de vida bajo la dictadura—y necesitan nuestra . Más de 100.000 personas, la mitad de ellas monjes budistas, han tomado la calle. En 1988, la última vez que la oposición democrática manifestó, la junta acecinó a miles de personas, y parecen listos a hacerlo de nuevo.

Pero esta ocasión podría ser diferente—si el mundo se une los birmanos. La reunión anual de la ONU empieza hoy en Nueva York. Llevemos nuestro mensaje de solidaridad con los manifestantes birmanos a la ONU, y exijamos que se presione a los generales a negociar pacíficamente en vez de reprimir con violencia a los manifestantes. Entregaremos nuestro mensaje esta semana al consejo de seguridad de la ONU, particularmente al presidente chino, Hu Jintao, hasta ahora el mayor defensor de la junta en la ONU. Firma nuestra petición de apoyo a los manifestantes pacíficos en Birmania, y corre la voz ahora:

http://www.avaaz.org/es/stand_with_burma/.php?cl=20544686&signup=1

Por más de cuatro décadas, la dictadura militar ha reprimido a la oposición: encarcelando a la líder pro-democracia y Nobel de la paz, Aung San Suu Kyi después de que fue elegida democráticamente, destruido pueblos enteros e institucionalizado los campos de trabajo forzado. Además de la represión política, las últimas medidas económicas de la Junta han hundido al país en la miseria. Un tercio de los niños sufre de malnutrición y millones de personas comen una sola vez al día.

La semana pasada, un grupo de monjes budistas, altamente respetados en Birmania, marchó pacíficamente en las calles rezando cánticos de paz. Las protestas se han propagado rápidamente y cada día decenas de miles de birmanos ordinarios rompen el ciclo de miedo e intimidación y se unen a ellas.

La junta ha amenazado con reprimir violentamente a los manifestantes y los soldados rodean ya a varios de los manifestantes, pero duda en atacar a los respetados monjes. Varios manifestantes ya han sido agredidos y la masacre de 1988 podría repetirse si la comunidad internacional, y sobretodo China, no advierten que ese tipo de violencia tendrá repercusiones fuertes.

Una respuesta rápida y organizada de la sociedad civil mundial podría marcar la diferencia entre más violencia o el inicio de la democratización. Por favor, ayúdanos a demostrar la solidaridad del resto del mundo con los monjes y los manifestantes birmanos. Exijamos en la ONU, y a China en particular (quien no quiere que ningún escándalo le arruine los próximos Juegos Olímpicos) que presionen a los generales ésta semana en la ONU. ¡Firma la petición y corre la voz

Paul, Pascal, Ricken, Galit, Graziela y todo el equipo de Avaaz.

PD-para obtener más información

http://afp.google.com/article/ALeqM5iR6bEIDDhEK_Z_G9af5iapVR41IA

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7011000/7011908.stm

Deja un comentario