El Papa y los preservativos

Os transcribo el último comunicado de Avaaz, el  cual suscribo totalmente.

El vs. los

La semana pasada, durante su primera visita a África, el Papa Benedicto XVI afirmó que “[el ] no puede solucionarse a través de la distribución de preservativos, que agravan aún más el problema.”

Las declaraciones del Papa están en abierta contradicción con las investigaciones sobre VIH/SIDA y representan un retroceso de décadas en el arduo trabajo para lograr la concienciación, educación y prevención de la enfermedad. Dada su poderosa influencia moral sobre más de 1.100 millones de católicos en el mundo, y ante una realidad de 22 millones de VIH positivos en África, estas palabras podrían afectar severamente la pandemia de VIH y poner millones de vidas en riesgo. La creciente preocupación mundial está comenzando a dar resultados y el Vaticano ha mostrado cierta voluntad de revisar dichas declaraciones: firma nuestra petición ahora pidiéndole al Papa una mayor atención para no socavar las ya probadas y efectivas estrategias de prevención del virus:

http://www.avaaz.org/es/pope_benedict_petition

No se trata de una disputa religiosa, sino de una seria preocupación que concierne a las políticas de salud pública. Las creencias personales de católicos y de gente de todos los credos deben ser respetadas, y la prédica del Papa sobre la fidelidad podría ser eficaz en la prevención del VIH/SIDA si el uso de preservativos no fuese desestimado. La Iglesia Católica está llevando a cabo numerosos trabajos de ayuda social, incluyendo el cuidado de personas que viven con el virus o la enfermedad. Pero la afirmación del Papa de que la distribución de preservativos no es un mecanismo de prevención eficaz contra el VIH/SIDA no es un argumento que sea sustentado por los investigadores. Por contra, puede llevar a una disminución en el uso de los profilácticos, lo cual sería mortal para miles.

El hecho es que el uso de preservativos puede prevenir eficazmente el VIH y el SIDA. No existe una solución fácil para detener esta cruel enfermedad pero los profilácticos y la educación son la mejor combinación conocida en materia de prevención, y no está demostrado que ello resulte en un aumento de una actividad sexual riesgosa. Es por eso que incluso sacerdotes y monjas que trabajan en África han cuestionado las declaraciones del Papa.

Puede que no seamos capaces de pedirle a la Iglesia Católica que cambie su posición en relación a este asunto, pero lo que le estamos pidiendo al Papa es que cese este tipo de declaraciones contra estrategias de prevención cuya eficacia está probada. Es importante que gente de todas las creencias, especialmente católicos, le reclamen al Papa un ejercicio de cuidado y mesura en sus palabras, especialmente por su rol de liderazgo en un asunto como éste. Firma la petición abajo y comunicaselo a tus amigos y familiares: tu acción puede, de hecho, salvar muchas vidas.

http://www.avaaz.org/es/pope_benedict_petition

25 millones de personas en el mundo han fallecido a causa del VIH/SIDA, y 12 millones de niños son hoy huérfanos a causa de esta enfermedad. Con vuestro apoyo masivo, podemos ganar una importante batalla en la lucha por un mundo sin VIH/SIDA.

Con esperanza,

Cómo de costumbre, y tras éste comunicado con más motivo, me gustaría conocer vuestras opiniones.  Usad los comentarios.

6 comentarios en “El Papa y los preservativos

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. la iglesia tiene que cambiar su perspectiva en cuanto a este problema, no puede seguir luchando contra la corriente, pues tiene el riesgo de ir cada vez perdiendo mas adeptos

  3. Que gran error decir eso. Para empezar, la gente en África no cuenta con la educación necesaria como para entender el mensaje de la Iglesia, y SI repartir preservativos es una solución al VIH. Pienso que no hay que combatir el sida, sino fomentar la salud.

  4. La verdad no puedo creer las cosas que dice este hombre, por que a el no intentan matarlo como al pobre Juan Pablo II, ese si era un buen tipo!

  5. benedicto pastorea al rebaño

    Me gustaría saber qué se le pasa por la cabeza a alguien que todas las mañanas varios oficiantes le lavan, visten de oro y púrpura y camina sobre zapatillas de prada. No es un comediante, es alguien que se cree iluminado por una autoridad divina para pastorear a sus fieles (y a los que no lo son) por el buen camino, camino diseñado para atender a sus propios intereses.

  6. Independientemente del oro que el Papa y el Vaticano tienen, da pena (sino miedo) que alguien tan influyente y con tanto poder de convocatoria como el mismisimo Papa saque a relucir su mas absoluta ignorancia e hipocresia al enviar semejante mensaje. Soy Catolica pero bajo ningun punto de vista considero que este hombre me represente o represente mis creencias.
    Excelente Blog Mota!!

    Saludos a todos, Desdemona

Deja un comentario